La ideología de la apariencia

7 03 2008

Inmigrante

Un amigo de la Facultad me comentaba ayer que su compañera de piso -una sueca- le decía que no entendía por qué a los sudamericanos le costaba tanto encontrar piso en Barcelona, si a ella le era fácil, siendo también inmigrante. Mi amigo argentino la miró, calibró la respuesta, pero prefirió callar.

Calló fundamentalmente por que es inimaginable dimensionar todas las peripecias que debe pasar un extranjero del sur para asentarse en el norte. El concepto de "frontera" se ha replanteado desigualmente, como dice Marc Augé "una frontera no es una barrera, sino un paso, ya que señala, al mismo tiempo, la presencia del otro y la posibilidad de reunirse con él". Es ciero para el sueco, el inglés o el francés que llega a España. Sin embargo, no lo es para los que provienen del sur, pues la frontera es una barrera, un muro de protección.

España se quiere proteger de los inmigrantes del sur, de aquellos de piel oscura, de aquellos que hablan su mismo idioma, de los que viven la experiencia del viaje como algo trágico, de aquellos que arriesgan su vida. Si no logra impedir su llegada, tiende las fronteras en la ciudad y en la organización del espacio para dividir y así concentrar la diversidad y las desigualdades. Sería injusto adjudicar esta situación sólo a España, es la tendencia que impera hoy en Europa, más aún con los nuevos controles anunciados por Inglaterra y Francia.

La ideología de la apariencia y las categorías de los inmigrantes. Prosiguiendo con Augé, éste dice que "los clandestinos y los sin papeles se diferencian de los otros inmigrantes porque se les deniega su existencia". Son parte de la clase "peligrosa". El que llega aspira a ser reconocido como un inmigrante oficial, pero no es suficiente. En el debate electoral de estos días, la derecha española ha logrado instalar esta idea del "inmigrante peligroso", pues ese "otro/distinto" está poniendo en riesgo las fuentes de trabajo, están colapsando el sistema de salud pública, están siendo objeto de ayudas escolares, todo en detrimento del ciudadano español. Un mensaje que cala fuerte entre el votante que siente que está en riesgo algo que le pertenece y por el que no está dispuesto a compartir.

En el aeropuerto de Barajas son devueltos a sus países de orígen miles de ciudadanos con absoluta impunidad. Los gobiernos latinoamericanos permanecen en un silencio cómplice, dejando a su suerte a aquellos que buscan una vida mejor para sus hijos. Esa frontera que implica un horizonte, una esperanza, ya no existe para muchos hombres y mujeres del sur.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: